Carlos Vélez

“Después de una resonancia salió un resultado delicado y al usar la fragancia Sello de Dios me limpié por completo y estoy sano. Gracias Sello de Dios”.

Mónica Rodríguez

“Me siento muy agradecida con el aroma Sello de Dios, ha permitido serenarme y que todo fluya en mi vida. Amo el Sello de Dios”.

Amalia Correa

“El Sello de Dios nos ayuda a mantener nuestro equilibrio; elevando nuestro espíritu para tener una mejor sintonía con las otras personas y nos da paz y tranquilidad para enfrentar los retos del día a día”.

Olga Gómez

“Me cambié de casa y pensé que iba a ser mas difícil y todo lo contrario, ha sido una excelente experiencia. Me he sentido muy bien, tranquila y feliz”.

Tatiana Uribe

“Llevo dos días aplicándolo en mi habitación y mi lugar de trabajo. Además de que el aroma es delicioso, se siente mucha paz. Me gusta que mis espacios tengan un buen olor pero que además transmitan algo. He podido dormir muy bien, me despierto descansada y relajada”.