El Marketing Olfativo: aromatiza tu marca

EL marketing olfativo pretende influir en el comportamiento del consumidor y el ánimo de los empleados a través de la utilización de aromas específicos en ambientes comerciales o de negocios.

Los aromas nos transmiten innumerables sensaciones: alegría, pasión, glamour, limpieza, lujo, misterio, relajación, pureza, feminidad, deseo, atracción etc. Sabias que estudios científicos demuestran que el ser humano recuerda más del 35% de lo que huele, un 5% de lo que ve y un 2% de lo que oye.

Nuestra memoria olfativa es capaz de reconocer más de 10.000 aromas mientras que solo recordamos 300 colores. El sentido del olfato es el que tiene el mayor poder de evocación y a diario tiene una poderosa influencia en nuestras emociones, comportamientos estados de ánimo.

Aromatizar tu negocio te ayuda a: Diferenciarte de la competencia. Dejar una excelente imagen de calidad, limpieza, sofisticación y elegancia en tus clientes. Que los clientes permanezcan más tiempo en tu negocio aumentando las posibilidades de venta.

¿Algunas vez te has preguntado a que huele tu negocio? Sorprende a tus clientes y amigos con un ambiente agradable, elegante y suavemente perfumado. El perfume forma parte de tu imagen y también puede formar parte de la imagen de tu negocio. Está demostrado que los negocios perfumados aumentan sus ventas en un 30%, que aromatizar el ambiente reduce en un 20% los errores de los empleados y aumenta en un 15% la productividad.

¿Porqué aromatizar?

Los aromas son capaces de transmitir y proporcionar innumerables sensaciones, limpieza, lujo, fuerza, relax, feminidad, misterio, pasión, glamour, alegría, atracción, deseo, felicidad, etc.
Haz que el sentido del olfato sea tu mayor aliado…

  1. Identidad: La fragancia que elijas será el vínculo para revelar los mensajes que quieres transmitir.
  2. Producto: El diseño de la fragancia que elija permitirá hablar de su producto. Por ejemplo en las tiendas de ropa deportiva buscaremos un aroma con notas frescas, herbáceas y cítricas que transmitan libertad, relajación, aire fresco, etc.
  3. Consumidor: Es importante estudiar el aroma por el segmento de cliente.

¿Para qué sirve?

El olfato esta conectado directamente al sistema límbico e íntimamente relacionado con la memoria y el mundo de las emociones. Es el sentido con mayor poder de evocación. Todos los días percibimos aromas que tienen una poderosa influencia en nuestras emociones, conductas y estados de ánimo.

  1. Diferenciarte y atraer la atención del consumidor.
  2. A que los clientes permanezcan más tiempo en tu establecimiento.
  3. Aumentar tus posibilidades de venta.
  4. Causar buena impresión de forma que vuelvan  en una segunda ocasión.

El marketing olfativo no solo se limita a los puntos de venta, sino que alcanza también ambientes de trabajo, centros de negocio, centros educativos, ferias, eventos.

¿Beneficios?

El marketing olfativo pretende asociar un determinado aroma con los valores que desea transmitir la empresa, cliente o producto, pues ya son varias las empresas en las cuales su marca se ve reflejada en un olor característico, con personalidad propia y que conlleva, a la representación olfativa de la marca. Además, cuando los puntos de venta están aromatizados, los clientes permanecen mas tiempo en él. De tal manera que aumentan las posibilidades de ver, tocar y comprar.

  1. Aumenta tu productividad pues los clientes permanecerán más tiempo en el lugar y percibirán los productos de manera positiva, influyendo en la decisión de compra.
  2. Crea una atmósfera confortable produciendo en el consumidor una experiencia agradable.
  3. Refuerza tu identidad, que tus clientes te identifiquen con calidad, sofisticación, elegancia y limpieza.

¿Buen uso del aroma?

  • Aplica aromas novedosos, la idea es llamar la atención y ayudar a que los clientes o visitantes se encuentren a gusto en el lugar.
  • Crea tu propio concepto relacionado con el aroma (lujo, glamour, diversión, frescura, juventud, etc.)
  • Utiliza siempre el mismo aroma para un lugar o producto.
  • Consigue crear un ambiente confortable que aísle al cliente del ruido, la rutina, el trabajo, el stress, la ansiedad, etc.
  • El ser humano recuerda el 35% de lo que huele, frente al 5% de lo que ve, el 2% de lo que oye y el 1% de lo que toca, según un estudio de la Universidad de Rockefeller (Nueva York).
  • La memoria puede retener hasta 10.000 aromas distintos, mientras que sólo reconoce 200 colores.
  • El olfato requiere unas cinco millones de células olfativas, que transmiten la información a una zona del cerebro responsable de las emociones y la memoria.

El marketing olfativo tiene como objetivo reforzar la identidad de marca, aumentar su visibilidad y generar fidelidad en los clientes. Además, es un aliado ideal para posicionarse en el mercado y lograr diferenciarse de la competencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × cuatro =

0
Ir arriba
× Whatsapp